UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

 

ESCUELA NACIONAL DE ESTUDIOS PROFESIONAL ARAGÓN

 

“DERECHO”

 

 

DERECHO ECOLÓGICO

 

 

PROFESORA:

Cuadro de texto: UNAMLIC. NORMA ROJO PEREA

 

 

INTEGRANTES:

 

 ARENAS GALVÁN JOEL

BRAVO AHUET VANESSA

GUZMÁN CASTELLANOS HÉCTOR

LARA ESCOBAR CARINA

MORALES CRUZ MARCO ANTONIO

 

TEMA:

 

“PRINCIPALES ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN EN MÉXICO”

 

 

GRUPO: 2802

Especies en Peligro de Extinción

 

 

 

 

Temario

 


I.- Introducción

II.- Aspectos Generales

II.- Antecedentes

III.-Extinción

IV.- Clasificación de especies según su grado de amenaza

V.- Problemática en México

VI.- Instituciones y Organizaciones de Protección

VII.- Nuestra Legislación

VIII.- Medidas Adoptadas

IX.- Clasificación de las Especies Mexicanas en  Peligro de Extinción.

X.- Principales especies en Peligro de Extinción.

XI.- Conclusiones

XII.- Bibliografía

 

INTRODUCCIÓN

 


Uno de los principales temas a tratar dentro del ámbito ecológico, ya que es de suma importancia y necesidad tratar, es el de las especies en peligro de extinción, pero ¿Por qué?, a menudo se piensa que el hecho de que un animal el cual se encuentra muy limitado en cuanto a su población, piensan que es un acontecimiento común y corriente y no afecta a el ser humano; pero está percepción es errónea, pues lo que muchos desconocen es que cada animal y cada planta es único en cuanto a sus características y sin duda conlleva beneficios al ser humano, tal es el caso de animales como el ratón de la isla de Revillagigedo, que se alimenta de carroña y células muertas desminuyendo potencialmente infecciones que podría contraer el ser humano, así como diversas especies vegetales que mediante su uso sustentable nos proporcionan un beneficio directo.

A medida que analizaremos este tan importante tema veremos conceptos básicos para un entendimiento mejor, analizaremos el termino de lo que es la extinción y lo que nos conlleva, veremos los diversos tipos de amenaza de las especies y su caso específico en México; a la vez analizáremos las diversas organizaciones e instituciones que protegen a las especies en peligro de extinción y daremos su clasificación.

Otros de los puntos importantes es detallar que se está haciendo para preservar a las especies de la biota y como se encuentran clasificadas en cuanto a su rango de extinción, así como se encuentra nuestra legislación en protección a esta, un trabajo realmente importante y que esperemos concientise a todo el mundo. 

ASPECTOS GENERALES

 


Para poder entender mejor nuestro tema a tratar, hay que comprender la terminología de cada uno de los aspectos a los cuales nos conlleva este tema, uno de ellos es definir lo que es una especie en peligro de extinción, señalaremos primeramente que una especie en peligro de extinción se define como aquella cuya área de distribución o el tamaño de su población ha disminuido poniendo en riesgo su viabilidad biológica, se han considerado dentro de esta categoría a todas aquellas especies con menos de 1000 especimenes en existencia, dentro de las cuales tenemos especies amenazadas, extintas y en cautiverio.

Especies amenazadas, se definen como todas aquellas que se encuentran en un mediano peligro extinción, si los factores causales de su extinción siguen operando. Generalmente su número varía entre 1000 y 5000 especimenes, dentro de estas especies amenazadas, tenemos a las denominadas especies raras.

"Especies raras" se denominan todas aquellas, que en forma natural son escasas y debido a esto son altamente susceptibles a su reducción en número, y que directa o indirectamente es provocada por el hombre en sus países de origen.

Las especies extintas son aquellas que por intervención directa del hombre o bien por su propia naturaleza a cesado su reproducción y es incapaz de dar con su ubicación por lo cual se determina que han dejado de existir.

En el orbe, se calcula que existen un total de entre 5 y 30 millones de especies animales y vegetales vivas en el planeta de las cuales hemos descrito menos de 2 millones, y de estos 2 millones menos del 11% han sido estudiadas lo suficiente para determinar sus posibles aplicaciones en beneficio de la humanidad. Por ejemplo, en Indonesia se descubrió una florecita cuya sustancia activa resultó ser del mejor tratamiento actual para la leucemia. Esto nos habla del enorme potencial entre aquellas especies que no hemos estudiado o descubierto todavía.

Hay estudios que han demostrado que cada año se extinguen 17000 especies animales y vegetales, esto es casi dos especies por hora .A este ritmo se calcula que para principio del año 2010, se habrán extinguido entre 15 y 25% de todas las especies vivas del planeta. Esto con sus respectivas consecuencias pues como ya vimos existe la posibilidad de que se genere una reacción en cadena en la que formamos parte, así ya sabemos que por ejemplo: las selvas, los bosques y el plancton del mundo tienen una participación importante en la regulación climática.

Pero esta estadística es pobre en cuanto a lo que nos depara para dentro de 100 años aproximadamente, pues se vaticina que de seguir esta tendencia, en el año 2050 habremos extinguido más de un tercio de las especies existentes y tal vez la mitad para el 2100». Cada año se venden 50.000 primates, 5 millones de aves vivas, 10 millones de pieles de reptiles, 15 millones de pieles de mamíferos, 350 millones de peces tropicales y 4 millones de cactus, por mencionar algunos. Todas estas especies son cotizadas por alguna razón en especial, que las hace ser perseguidas, atrapadas, cotizadas y exterminadas.

GRADO DE EXTINCIÓN DE LAS ESPECIES ANIMALES Y VEGETALES

 

Ahora bien, el hombre se ha convertido en el principal factor de aceleramiento de dicho proceso usando para ello todo el arsenal que la civilización y la tecnología pusieron a su alcance, consciente o inconscientemente. Es por esto que cabe una diferencia conceptual: la extinción se debe a un proceso natural, en cambio llamaremos exterminación a la que tiene como causa el accionar humano, que se da mediante varios factores como vemos entre ellos la destrucción del  habitad y ecosistemas de la biota, la caza y la hoy tan famosamente llamada BIOPIRATERIA, que podemos decir que no es otra cosa mas que el tráfico ilegal de especies animales y vegetales.

No solo la fauna es afectada en este sentido, también la flora o vegetales como comúnmente los conocemos se ha reducido su existencia en gran cantidad, las causas son variadas y su futuro incierto, comúnmente vemos que la flora es afectada pues también existen especies únicas en el mundo, y ante la falta de regulación (caso México), la explotación es imparable, desafortunadamente vemos en México y en el mundo que plantas con propiedades especiales y únicas, desaparecen pero las principales causas son: la destrucción de su ecosistema, la Biopirateria, y la venta como hierbas medicinales usadas para las famosas curaciones o limpias.

 

 

ANTECEDENTES

 

 


Hace aproximadamente ocho o diez mil años, durante el neolítico, el ser humano se transformó en una especie sedentaria, al descubrir que podía cultivar las plantas de que normalmente se alimentaba y criar también algunos de los animales que utilizaba. En ese momento, su relación con la naturaleza empezó a cambiar, pues apareció el concepto de propiedad: las plantas y animales que lo rodeaban, que antes no tenían más dueño que el recolector que las aprovechaba o el cazador que obtenía alguna pieza para alimentarse o vestirse, pronto comenzaron a ser parte de su propiedad. Lo mismo sucedió con los ecosistemas que le rodeaban, que a medida que los fue colonizando, también pasaron a formar parte de su propiedad. A partir de este momento, se empezó a asignar un valor a las especies y a los elementos naturales, pero tan sólo en términos utilitarios.

 Con el surgimiento de la agricultura, comienza la primera gran revolución de la humanidad y quizá la más trascendente. Se produce, entonces, una verdadera explosión demográfica que favorece la rápida colonización de nuevos territorios y el inicio de las primeras civilizaciones. Pero también aparece el concepto de riqueza y se establece el principio de la desigualdad, no sólo entre los mismos seres humanos, sino con los demás seres que le rodean. La riqueza material propició el surgimiento del comercio y la economía moderna, que paulatinamente han reforzado nuestra concepción utilitaria.

Desde que la especie humana se transformó en una especie racional, se ha cuestionado su origen y la razón de su existencia. Esto la ha llevado a formular teorías y a desarrollar diversas creencias. Con base en estas creencias, muchas culturas han desarrollado una actitud que considera a la naturaleza como un conjunto de bienes que están a nuestra disposición y cuya existencia sólo se explica en la medida en que sirve a nuestros intereses y necesidades. Por consiguiente, consideramos que es nuestro derecho someter a la naturaleza, y que utilizarla en cualquier forma está justificado, siempre que lo hagamos por satisfacer alguna necesidad (o ambición) humana.

Desde luego que la concepción de la naturaleza y las creencias de los diferentes grupos humanos del planeta no son las mismas, de hecho existen muchos de ellos que subsisten en armonía con su entorno y que muestran una actitud de respeto hacia todas las formas de seres vivos que les rodean. Sin embargo, el avance tecnológico alcanzado por la humanidad ha favorecido la comunicación y el intercambio cultural, lo que ha provocado que muchas de estas culturas estén perdiendo sus antiguos valores y, paulatinamente, estén adoptando los de la cultura occidental, que percibe a la naturaleza en la forma anteriormente descrita. De este modo, empezamos a clasificar a las especies vivientes y a los ecosistemas como recursos naturales, es decir, bienes susceptibles de uso y que, hasta hace muy poco tiempo, nos parecían ilimitados.

El resultado ha sido que, con base en nuestra concepción de la naturaleza, en nuestras necesidades, nuestros gustos, ambiciones y creencias, hemos adoptado un estilo de vida que, directa o indirectamente, ha estado provocando, cada vez con mayor rapidez, la desaparición de miles de especies de plantas y animales.

LA EXTINCIÓN

 


La extinción es un proceso que se da principalmente por la intervención directa de la naturaleza o la intervención del hombre, aunque a nuestro criterio eso se llama devastación, que es muy distinto a que perezcan las especies de forma natural, ya sea por su propio ciclo evolutivo u otras razones, a que el hombre acabe con ellas y con su habitad. Se considera que una especie se ha extinguido cuando todos los individuos de esa especie han muerto.

Desde que apareció la vida en nuestro planeta, hace aproximadamente 3,600 millones de años, la extinción se ha presentado como un fenómeno natural, pues la misma naturaleza cambiante de la vida y la continua transformación de nuestro planeta y su atmósfera, han provocado, en muchas ocasiones, la extinción repentina o paulatina de infinidad de formas de vida. De hecho, más de dos tercios de las especies que en algún momento de la historia han habitado nuestro planeta, hoy en día están extintas.

Los fósiles nos muestran que la extinción de las especies es prácticamente inevitable y la supervivencia de las mismas siempre tiene un término. También nos demuestra que, una vez que una especie se ha extinguido, nunca más volverá a aparecer. Los cataclismos geográficos o los fenómenos atmosféricos, han sido algunos de los factores que en el pasado y aún hoy en día  provocaron la extinción natural de muchas especies.

Ciertamente ha habido varias épocas en la historia de nuestro planeta, en las que una gran cantidad de especies de plantas, animales y otros grupos de seres vivos, se han extinguido; incluso a un ritmo relativamente acelerado. Estas extinciones son conocidas como extinciones masivas, y sin duda el caso más conocido de ellas es la ocurrida hace millones de años cuando se extinguieron los dinosaurios a causa del meteoro que impactó a la tierra y que por consecuencia destruyó ecosistemas enteros, cambio las condiciones climáticas de la tierra y provocó muchos agentes tóxicos que exterminaran a los dinosaurios.

Más sin embargo, hoy en día el proceso de extinción de los seres vivos ha cambiado cualitativa y cuantitativamente. Actualmente, a diferencia de las extinciones que acontecieron en forma natural en el pasado, la extinción de la mayoría de las especies no es el resultado de un proceso evolutivo o de eventos catastróficos naturales, sino que está directa o indirectamente ocasionada por las diversas actividades humanas.

 

Actividades Humanas que por consecuencia como se menciona, traen la desaparición de especies únicas, ya que  poseen características que otras no lo tienen; únicamente mediando en todo esto el interés particular del ser humano de ser un coleccionista o vestirse de pieles finas, ya que como se puede manifestar ni siquiera es una necesidad humana el sobrevivir con estos lujos animales.

 

 

 

CLASIFICACION DE LAS ESPECIES SEGÚN SU GRADO DE AMENAZA

Para tratar de determinar el grado de amenaza en que se encuentran las especies, los científicos y conservacionistas de todo el mundo han establecido un sistema de clasificación que se basa en la opinión y experiencia de los especialistas, quienes han establecido las siguientes categorías:

 

1.     Especies extintas o extinguidas. Esta categoría comprende, como ya hemos visto, aquellas especies que han desaparecido globalmente.

 

2.     Especies extirpadas o desaparecidas. Engloba a las especies que han desaparecido en algún país o región del planeta, pero subsisten en otros países o regiones.

 

3.     Especies en peligro de extinción. Se consideran en esta situación, aquellas especies cuya área de distribución o tamaño poblacional han disminuido drásticamente, poniendo en riesgo su viabilidad biológica. Aquellas especies que cuentan con menos de mil ejemplares existentes, se consideran usualmente dentro de esta categoría.

 

4.     Especies amenazadas. Son todas aquellas cuyas poblaciones están disminuyendo notablemente y que, de continuar esta tendencia en el mediano plazo, podrían convertirse en especies en peligro de extinción. Generalmente su número poblacional oscila entre mil y cinco mil ejemplares.

 

5.     Especies raras o frágiles. Son las que de manera natural son poco numerosas y, por lo tanto, son altamente susceptibles a las alteraciones que las actividades humanas provocan en su entorno o en sus poblaciones.

Una categoría adicional, que en ocasiones se maneja, es la de las Especies virtualmente extintas, es decir aquellas que no pueden recuperarse aunque todavía vivan algunos ejemplares pertenecientes a esta especie. Ejemplo de ello es el caso de una especie de gorrión de Estados Unidos, de los que hasta hace algunos años todavía subsistían cuatro ejemplares que, infortunadamente, ¡eran todos machos!

Todas estas categorías conforman las denominadas listas de especies en riesgo o libros rojos, que nos dan una idea de la cantidad conocida de plantas y animales que están desapareciendo a causa de las diferentes actividades humanas.

 

PROBLEMÁTICA EN MÉXICO

 

La extinción de las especies debida a las actividades humanas, se ha presentado de manera generalizada en todos los países. Sin embargo, la magnitud de la misma varía en cada caso, pues la diversidad biológica mundial no se encuentra distribuida de manera uniforme en nuestro planeta, ya que ciertos factores han propiciado que algunas regiones hayan presentado condiciones más favorables para el establecimiento y diversificación de los grupos de seres vivos. En este caso se encuentra México, que por su ubicación dentro del continente americano, su historia geológica, accidentada topografía y variedad climática, ha presentado características propicias para el desarrollo de una enorme diversidad biológica, que sobresale a nivel mundial como una de las cuatro más ricas.

 

Prácticamente todos los tipos de ecosistemas conocidos se pueden encontrar en México, y en ellos han evolucionado infinidad de especies de plantas y animales. Además, la ubicación de nuestro territorio en la zona de confluencia de las dos grandes regiones biogeográficas del continente americano, ha enriquecido la flora y la fauna nacional, por lo que es posible encontrar aquí especies típicas del trópico (como el tapir o el quetzal, por citar algunas) o de las regiones boreales (como el lobo o el borrego cimarrón). Estos factores han influido también en el desarrollo de especies que habitan exclusivamente en nuestro país y que son conocidas como especies endémicas. De hecho, se considera que, dependiendo del grupo de que se trate, entre un 30 y un 50% de los vertebrados mexicanos son especies endémicas.

  [1]

Por mencionar tan sólo algunos ejemplos de lo anterior, basta señalar que en México se han registrado alrededor de 282 especies de anfibios, lo que nos sitúa en el cuarto sitio en el mundo en diversidad de estos animales. También se han registrado 704 especies de reptiles, lo que nos convierte en el país más diverso en reptiles.

 

En cuanto a los mamíferos, en nuestro país se conocen 449 especies terrestres y 50 marinas, lo que nos sitúa en segundo lugar en riqueza de mamíferos. Las aves también son un grupo muy diverso en México, con alrededor de 1,100 especies, siendo nuestro territorio la región de mayor importancia para las aves migratorias de Norteamérica, ya que, aproximadamente el 51% de ellas, pasan el invierno en alguna región de nuestro país.

 

Los peces son también muy numerosos. Se calcula que en nuestras aguas se encuentran aproximadamente 2,122 especies de peces, 384 son dulceacuícolas y muchas de ellas son endémicas. También los invertebrados mexicanos son muy variados, aunque se carece de censos completos de la mayoría de los grupos; sin embargo, día con día se descubren en nuestro territorio nuevas especies, particularmente de insectos, que constituyen el grupo de seres vivos más diverso sobre el planeta.

 

La situación de toda esta riqueza biológica se ha visto intensamente afectada por las actividades humanas, particularmente durante los últimos 50 años, en los cuales se han destruido muchas regiones y se han eliminado varias especies de plantas y animales.

 El principal factor que amenaza la supervivencia de la fauna mexicana es la destrucción o alteración de los ecosistemas, ya que de esta forma se están eliminando los recursos que muchas especies que habitan en estos ecosistemas, requieren para sobrevivir. Esta destrucción o alteración se hace en ocasiones en forma accidental (por ejemplo con los incendios provocados por descuidos humanos), pero generalmente es intencional y obedece al desarrollo de alguna actividad productiva, como la explotación forestal, la agricultura, la pesca y la ganadería. Esta última es la actividad productiva primaria de mayor importancia en México, por lo que se ha extendido sobre más del 60% del territorio nacional, ocasionando intensas alteraciones a los ecosistemas naturales.

Por medio de estos y otros procesos, se han eliminado mas del 90% de las selvas altas de México, y la mayor parte del territorio nacional  presenta algún grado de erosión. El índice de desforestación en nuestro país se sitúa alrededor de las 600 mil hectáreas por año, lo que nos convierte en una de las naciones con mayores tasas de desforestación. Adicionalmente, se sabe que la mayor parte de las cuencas hidrológicas mexicanas se encuentran azolvadas o contaminadas. Todo esto ha ocasionado la extinción de varias especies (algunas de las cuales ni siquiera llegamos a conocer) y ha puesto en riesgo de desaparecer a muchas otras.

Existen también factores que están afectando la supervivencia de tan sólo determinadas especies de animales. Por ejemplo, ciertas explotaciones forestales son selectivas, es decir que buscan sólo ciertas especies de árboles o aquellos que presentan características específicas de grosor y tamaño. Al eliminar a estos árboles, si bien no se está destruyendo el bosque, se puede estar afectando a ciertas especies que dependen de este tipo de árboles, por ejemplo para anidar, refugiarse o alimentarse.

Otro claro ejemplo de esto es la compra y venta ilegal de fauna silvestre que obedece a la demanda que existe nacional como internacionalmente de productos derivados de los animales como pieles, carne, huevos y de mascotas. En la mayoría de los casos esta demanda desencadena una intensa captura y colecta de especies, lo que ha llevado a muchas de ellas al borde de la extinción.

El tráfico de fauna silvestre, por ser una actividad ilegal, no permite contar con cifras precisas de su magnitud, sin embargo, estimaciones conservadoras señalan que, por ejemplo, cada año alrededor de 150 mil aves, en su mayoría loros y guacamayas, son contrabandeados hacia Estado Unidos, por la frontera de México con este país, por donde también llegan a países europeos o asiáticos, como Holanda, Alemania y Japón. Muchos otros animales, como las tarántulas, halcones, serpientes, iguanas, lagartijas y tortugas, entre otros, también son contrabandeados en grandes cantidades cada año.

La magnitud exacta del comercio ilegal nacional también se desconoce, pero se considera que puede ser igual o mayor que la del comercio internacional, ya que todos los días se trafica en los mercados de la mayoría de las ciudades de la república con diversas especies animales, como monos, nutrias, loros, guacamayas, martuchas, armadillos, mapaches, tortugas, iguanas, boas, serpientes de cascabel, aves de presa, falsos camaleones, ranas, tarántulas, tucanes y muchas más.

La demanda comercial de animales silvestres y sus productos derivados obedece, en la mayoría de los casos, a un desconocimiento de las implicaciones ecológicas y sanitarias que la extracción de especimenes para la venta tiene en sus poblaciones naturales. Por ejemplo, pocas personas saben que muchas veces, para capturar a una cría de mono araña o saraguato para que llegue a las tiendas de mascotas, hay que matar a la madre o algunos otros miembros de la familia que lo protegen. También se ha estimado que, por cada loro que llega vivo a una casa, han muerto entre cinco y diez loros más, debido a los terribles métodos de captura, las inhumanas condiciones de transporte y almacenamiento, la alimentación inadecuada y el gran estrés al que son sometidos, lo que, por ignorancia, convierte a cada comprador en cómplice de la muerte de, al menos, cinco más por cada uno que compramos ilegalmente.

Usualmente se desconocen también los riesgos que representa para la salud humana el poseer ciertos animales silvestres, que pueden ser vectores de enfermedades peligrosas para los humanos.

Otra de las circunstancias que ha contribuido en gran medida a la demanda popular de fauna silvestre o sus productos, es la existencia de falsas creencias y mitos acerca de las propiedades mágicas y medicinales de algunos animales silvestres, como por ejemplo el mito de que los huevos de tortuga poseen poderes afrodisíacos, la falsa creencia que existe sobre los poderes curativos de la carne de serpientes de cascabel o la creencia de que los colibríes son amuletos para el amor.

Uno más de las actividades que está amenazando la supervivencia de la fauna mexicana es la cacería, de la cual hay dos tipos: la cinegética, que tiene por objeto obtener algún trofeo y la de subsistencia, para obtener básicamente la carne o la piel del animal que se caza. El primer tipo de cacería, si bien no necesariamente es dañino para la supervivencia de las especies, requiere de una buena planeación y una vigilancia estricta (lo cual es muy difícil de garantizar en México), a fin de evitar que se cacen más animales de los que sus poblaciones pueden soportar el año. El segundo tipo de cacería  puede afectar considerablemente la supervivencia de aquellas especies que se encuentran en peligro de extinción, ya que no existe ningún tipo de control sobre la cantidad y sexo de los animales que se cazan y la época en que se realiza. Ambos tipos de cacería han sido responsables de la extinción de algunas especies animales en México.

Las campañas de control de depredadores, constituyen otro factor que ha afectado particularmente la supervivencia de los grandes y medianos depredadores, a los que se persigue por el conflicto que se ha establecido con el desarrollo de la ganadería. Para eliminarlos se han utilizado trampas, rifles, venenos y la destrucción de madrigueras y matanza de cachorros en las mismas.

Si bien es cierto que alguno de estos animales puede llegar a atacar al ganado, su peligrosidad y el daño que provocan se ha exagerado. En la mayoría de los casos, los ataques al ganado obedecen a que éste ha desplazado a las presas naturales de estos depredadores, por lo que muchas veces las únicas presas que encuentran son vacas, becerros, burros, caballos, borregos y chivos.

La introducción de especies exóticas es otro factor que directa e indirectamente ha ocasionado la extinción de muchos animales mexicanos y que actualmente ha puesto a varias especies en peligro de extinción. Las especies exóticas son aquellas que no habitaban en forma natural en nuestro territorio pero que fueron accidental o deliberadamente traídas aquí. Muchas veces estas especies entran en competencia ventajosa con las nativas  o dispersan enfermedades que son también exóticas y ante las cuales muchos animales silvestres nativos se hallan indefensos, lo que usualmente ocasiona gran mortandad en sus poblaciones. Este problema ha sido particularmente dañino en el caso de los peces de agua dulce, pues la introducción intencional de peces exóticos a nuestros ríos y lagos, con la finalidad de incrementar las especies disponibles para la pesca deportiva, ha acabado con muchos peces nativos y ha puesto a muchas otros en peligro de extinción.

Los hábitos de las especies exóticas pueden ser nocivos también para la fauna nativa. Por ejemplo, en muchas islas mexicanas, la introducción accidental o intencional de cabras y burros domésticos, que posteriormente se han vuelto silvestres, ha ocasionado que, al multiplicarse excesivamente y sin control, destruyan la vegetación de estas islas, privando a muchas especies animales nativas de alimento, refugio y zonas de anidación, lo que consecuentemente ha provocado su extinción. Muchos animales exóticos, y los domésticos que se han vuelto ferales, se han convertido en verdaderas amenazas para la fauna silvestre. Los ejemplos más notables de esto son las ratas y los gatos que, particularmente en las islas donde el humano los ha llevado, han resultado terribles depredadores de muchos animales nativos. En las islas mexicanas, estas dos especies han provocado la extinción de varias especies de pequeños animales, particularmente aves y roedores.

Existen muchos otros elementos que, directa e indirectamente, están dañando la supervivencia de la fauna mexicana, y todos ellos tienen relación con nuestro estilo de vida y provocan efectos sobre los ecosistemas y especies animales. Entre los más notorios se encuentran la contaminación del agua, la contaminación del suelo, la contaminación atmosférica, la producción de basura, el uso de plaguicidas y abonos químicos. Estos problemas se abordan con detalle en otros capítulos de esta guía.

Detrás de todos estos problemas existe un factor que no es posible ignorar: la explosión demográfica. En los últimos 300 años, la población humana mundial ha crecido de 450 millones a ¡casi 6 mil millones en la actualidad! Cada año, 90 millones de personas se agregan a la población mundial y sus necesidades mínimas, sus gustos y ambiciones se satisfacen a partir de los que hemos llamado recursos naturales, magnificando el efecto que todos los factores anteriormente descritos tienen sobre la biodiversidad mundial. Si no se detiene el crecimiento demográfico, será muy difícil, si no imposible, evitar la extinción de miles de especies, incluida desde luego la especie humana. Para ello debemos comenzar por reconocer que somos la única especie en el planeta cuya población crece sin control. En la naturaleza el crecimiento numérico de las poblaciones de seres vivos está determinado por una serie de factores limitantes que actúan como controles: la disponibilidad de alimento, las enfermedades, los depredadores, etcétera; sólo el ser humano ha sido capaz de alterar a gran escala estos factores y con ello ha incrementado su nivel de vida, su longevidad y el número de sus descendientes. Pero la naturaleza tiene un límite y ya la estamos superando.

En cuanto a la fauna, el resultado de toda esta situación en México ha sido la extinción de varias especies. Durante el presente siglo, se han documentado los casos de, al menos, 38 especies de vertebrados mexicanos que se han extinguido o han sido extirpados de nuestro territorio Muchas otras especies de nuestra fauna se encuentren amenazadas o en peligro de extinción. Se calcula que más de una cuarta parte de las especies de vertebrados mexicanos, se encuentran incluidas dentro de las diferentes categorías de las listas de especies en riesgo. Una aproximación a estos listados, se encuentra en la Norma Oficial Mexicana nom-059-ecol-1994, publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 16 de mayo de 1994. El listado de especies contenido en esta norma, se elaboró a partir de un proceso de consultas con los diversos especialistas que conocen la situación de nuestra flora y fauna silvestres.

INSTITUCIONES DE PROTECCIÓN

 


Greenpeace se enfoca a resolver los problemas ambientales que amenazan el equilibrio ecológico del planeta. Sus campañas se basan en la información científica de punta y busca documentar los problemas ambientales para informar, cabildear, negociar, y proponer soluciones viables. Como último recurso, Greenpeace realiza acciones directas no violentas y resistencia civil pacífica, que buscan denunciar, informar, concientizar e involucrar a la opinión pública para obtener soluciones urgentes

Greenpeace México trabaja desde 1993 investigando y documentando problemas ambientales a nivel regional y nacional, presentando propuestas y alternativas, interviniendo directamente para exponer los atentados contra el ambiente y difundiendo información para generar sensibilidad en la sociedad, industrias y gobiernos y, en su caso, realizando acciones directas no violentas que deriven en soluciones y detengan a quienes destruyen la Naturaleza de México.

    WORLD WIDE FOUND

La misión de WWF es poner un alto a la degradación del medio ambiente natural del planeta y construir un futuro en el que los humanos vivan en armonía con la naturaleza:

*    Conservando la biodiversidad biológica del mundo

*    Asegurando que el uso de los recursos renovables sea sustentable

*    Promoviendo la reducción de la contaminación y del consumo mal empleado

Desde su fundación en 1961, WWF se ha convertido en una de las organizaciones independientes más efectivas dedicadas a la conservación de la naturaleza alcanzando este estatus gracias a sus muchos logros de conservación.

WWF trabaja actualmente en alrededor de 100 países, respaldada por cerca de 5 millones de personas en todo el mundo. Sus iniciales y su famoso logo del Panda se han convertido en un punto de reunión poderoso para todos los que se preocupan por el futuro del planeta y que desean ayudar de una manera positiva.

 

 

Su objetivo primordial es proporcionar a la comunidad orientación social con el propósito de velar por la conservación, rehabilitación y mejoramiento del ambiente; promover iniciativas, hacer gestiones ante instituciones del sector público y privado,así como difundir y formar conciencia para detener y revertir el proceso de deterioro del medio ambiente en el territorio nacional.

La Unión ha estado compenetrada en el cumplimiento y reforzamiento de la legislación ambiental mexicana, ha participado activamente en foros de consulta pública, varios de sus miembros son activos consejeros en diferentes instituciones y ha interpuesto recursos legales apoyados en la mejor evidencia científica al alcance para que los proyectos de desarrollo de nuestro país sean congruentes con el objetivo social y armónico con las necesidades de al sociedad mexicana y con el medio ambiente.

NUESTRA LEGISLACION

 


En materia de flora y fauna, se han celebrado convenciones y acuerdos mundiales y regionales en los que se coincide en que es imperioso proteger y conservar especies y géneros de flora y fauna. Es importante resaltar, que en diversos acuerdos se ha puesto una atención especial a las aves migratorias, ya que se les considera como un recurso internacional debido a que atraviesan fronteras, conviniendo en utilizarlas racionalmente, tanto en el deporte como en la alimentación, el comercio, la industria y para estudios e investigaciones científicas. Algunas de las medidas establecidas han sido la fijación de vedas temporales, la determinación y protección de ecosistemas y zonas de refugio.

 

Otro aspecto importante que ha sido abordado en foros internacionales es el comercio de especies de flora y fauna, pues se reconoce que éstas constituyen un elemento irremplazable de los sistemas naturales de la tierra y tienen que ser protegidas para esta generación y las venideras. En el Convenio sobre la Diversidad Biológica firmado en Río en 1992, los países signatarios convinieron en la utilización sostenible de los componentes de la diversidad biológica y establecieron, entre otros, los siguientes acuerdos: integrar el examen de la conservación y utilización sostenible de los recursos biológicos en los procesos nacionales de toma de decisiones, adoptar medidas para evitar o reducir los efectos adversos para la diversidad biológica, proteger y alentar la utilización consuetudinaria de los recursos biológicos conforme a las prácticas culturales tradicionales compatibles con la conservación, prestar ayuda a las poblaciones locales para preparar y aplicar medidas correctivas en zonas degradadas donde la diversidad biológica se ha reducido y, fomentar la cooperación entre autoridades y sector privado para la elaboración de métodos orientados a la utilización sostenible de los recursos biológicos.

 

En México, la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente señala que las áreas de protección de la flora y la fauna se constituirán de conformidad con las disposiciones de esta Ley, de las Leyes Federal de Caza, de Pesca y de las demás leyes aplicables, en los lugares que contienen los hábitat de cuyo equilibrio y preservación dependen la existencia, transformación y desarrollo de las especies de flora y fauna silvestres de acuerdo con los artículos del 79 al 87 BIS 2 (LGEEPA).

 

En dichas áreas podrá permitirse la realización de actividades relacionadas con la preservación, repoblación, propagación, aclimatación, refugio, investigación y aprovechamiento sustentable de las especies de flora y fauna, así como las relativas a educación y difusión.

 

Para la preservación y aprovechamiento sustentable de la flora y fauna silvestre, se considerarán los siguientes criterios:

 

a) La preservación de la biodiversidad y del hábitat natural de las especies de flora y fauna que se encuentran en el territorio nacional y en las zonas donde la nación ejerce su soberanía y jurisdicción.

 

b) La continuidad de los procesos evolutivos de las especies de flora y fauna y demás recursos biológicos, destinando áreas representativas de los sistemas ecológicos del país a acciones de preservación e investigación.

 

c) La preservación de las especies endémicas, amenazadas, en peligro de extinción o sujetas a protección especial.

 

d) El combate al tráfico o apropiación ilegal de especies.

 

e) El fomento y creación de las estaciones biológicas de rehabilitación y repoblamiento de especies de fauna silvestre.

 

f) La participación de las organizaciones sociales, públicas o privadas, y los demás interesadas en la preservación de la biodiversidad.

g) El fomento y desarrollo de la investigación de la fauna y flora silvestre, y de los materiales genéticos, con el objeto de conocer su valor científico, ambiental, económico y estratégico para la Nación.

 

h) El fomento del trato digno y respetuoso a las especies animales, con el propósito de evitar la crueldad en contra de éstas.

 

i) El desarrollo de actividades productivas alternativas para las comunidades rurales.

 

j) El conocimiento biológico tradicional y la participación de las comunidades, así como los pueblos indígenas en la elaboración de programas de biodiversidad de las áreas en que habiten.

 

Por otra parte, la Ley Federal de Caza tiene por objeto orientar y garantizar la conservación, restauración y fomento de la fauna silvestre que subsiste libremente en el territorio nacional, regulando su aprovechamiento, pues declara de utilidad pública:

 

a) La conservación, restauración y propagación de todos los animales silvestres útiles al hombre que temporal o permanentemente habiten en el territorio nacional.

 

b) El control de los animales silvestres, ya sean útiles o perjudiciales al hombre, o a las demás especies animales.

 

c) La importación, movilización y alimentación de animales silvestres.

 

d) La conservación y propagación de los recursos que sirven de alimentación y abrigo a la fauna silvestre.

 

Otro instrumento normativo es el Calendario Cinegético, el cual fue creado para dar a conocer las épocas hábiles de cacería en México. Incluye definiciones, requisitos, regulaciones, vedas, prohibiciones, sanciones, cuadros de aprovechamiento y épocas hábiles. En lo que respecta al fomento del aprovechamiento sustentable de la flora y la fauna, el Programa de Conservación de la Vida Silvestre y Diversificación Productiva en el Sector Rural contempla la conservación y recuperación de especies prioritarias a través de proyectos individualizados para un conjunto de plantas y animales seleccionados por ostentar una categoría de riesgo reconocida internacionalmente. Otra estrategia es el Sistema de Unidades para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre (SUMA).

 

Sin duda una propuesta apta para el mejor control de las especies en peligro de extinción seria la creación de un organismo como Greenpeace, que se avoque exclusivamente a la protección de la vida silvestre, y tenga la fuerza coercitiva para aplicar sanciones e infracciones , y no sería tan descarado decir que tuvieran el monopolio del ejercicio de la acción penal en cuanto a los delitos ecológicos.

 

 

MEDIDAS ADOPTADAS

 

 


Se están tomando diversas acciones y medidas y deberán incrementarse para detener la extinción de las especies, algunas de ellas a gran escala, como la firma de tratados internacionales para proteger la biodiversidad mundial como diversos Organismos, que intenta regular el comercio mundial de plantas y animales en peligro de extinción y la creación de reservas que protegen grandes extensiones de ecosistemas y a la flora y fauna que los habitan.

La creación y protección efectiva de estas reservas debe incrementarse rápidamente. Algunos científicos consideran que la superficie mínima que debemos proteger en el mundo para salvaguardar lo más básico de la riqueza natural del planeta es el 10% de la superficie terrestre. Sin embargo, actualmente sólo el 2% de la superficie terrestre se encuentra protegida dentro de reservas; muchas de las cuales sólo existen en el papel, es decir, que a pesar de estar decretadas, en la práctica sufren un gran deterioro y poca protección (es el caso de muchas reservas mexicanas). ¿Cuál es el costo de proteger toda esta superficie adicional?, aproximadamente mil millones de dólares para establecer las reservas y 20 millones de dólares anuales para protegerlas y manejarlas. Demasiado dinero pero no lo es si consideramos que mundialmente se gastan aproximadamente 100 millones de dólares diarios ¡en armamento!

  Ya sea individualmente o agrupados en instituciones o asociaciones, los ciudadanos mexicanos han influido sensiblemente en favor de la protección de la naturaleza. Sin embargo, nuestra conciencia y participación social apenas está creciendo y estamos notoriamente rezagados en comparación con otros países de América Latina y el resto del mundo, donde las personas han desarrollado un orgullo por sus riquezas naturales y consideran que conservarlas es una de las principales necesidades en sus países.

 

CLASIFICACION DE LAS ESPECIES MEXICANAS EN PELIGRO DE EXTINCION

 


A continuación presentamos unos cuadros que determinan que especies están en peligro de extinción, cuales están ya extintas en cautiverio o reserva, así como las causas y su ubicación.

 

 

Aves

Estatus

Causa

Distribución en México

Carpintero Imperial

(Campephilus imperialis)

Extinta

Destrucción de su hábitat y cacería

Bosques templados de la sierra Madre occidental, desde Sonora y Chihuahua hasta Michoacán (endémica)

Periquito de Carolina

(Conuropsis carolinensis)

Extinta

Cacería, trafico y destrucción de hábitat

¿Tamaulipas?

Paloma viajera

(Ectopistes migratorius)

Extinta

Cacería y destrucción de hábitat

Noreste de México

¿Coahuila? y ¿Tamaulipas? (migratoria)

Grulla blanca o gritona

(Grus americana)

Extirpada

Cacería y destrucción de hábitat

Ciénegas y pastizales de Chihuahua y Tamaulipas (migratoria)

Cóndor de California

(Gymnogyps californianus)

Extirpada

Cacería, campañas de control de depredadores y destrucción de hábitat

Montañas de Baja California

Zarapito esquimal

(Numenius boeralis)

Extirpada

(¿extinta?)

Cacería

¿Costas de Tamaulipas? (migratoria)

Petrel de la isla Guadalupe

(Oceanodroma macrodactyla)

Extinta

Introducción de especies exóticas a la isla (gatos y ratas)

Isla Guadalupe, en el océano Pacífico frente a Baja California

(endémica)

Caracara de Guadalupe

(Polyborus lutosus)

Extinta

Cacería y destrucción de hábitat

Isla Guadalupe (endémica)

Zanate del Lerma

(Quiscalus palustris)

Extinta

Destrucción de su hábitat (desecación de las ciénegas del río Lerma)

Estado de México (endémica)

Paloma de la isla Socorro

(Zenaida graysoni)

Virtualmente extinta (sobrevive en cautiverio)

Introducción de especies exóticas, principalmente gatos y ratas

Isla Socorro, en el archipiélago de las Revillagigedo, océano Pacífico

(endémica)

La mayoría de estás aves han venido desapareciendo por diversos factores como la caza, la contaminación, la destrucción de sus ecosistemas y demás principalmente.

 

Peces

Estatus

Causa

Distribución en México

Scaphirhynchus platorynchus

Extirpada

Destrucción de su hábitat

Río Bravo

Tiaroga cobitis

Extirpada

Desconocida

Endémica

Notropis amecae

Extinta

Destrucción de su hábitat

Endémica

Notropis aulidion

Extinta

Destrucción de su hábitat

Endémica

Notropis orca

Extinta

Destrucción de su hábitat

Norteamérica

Charal

(Evarra engelmanni)

Extinta

Destrucción de su hábitat

Endémica

Charal

(Evarra tlahuacensis)

Extinta

Destrucción de su hábitat

Endémica

Charal

(Evarra bustamantei)

Extinta

Destrucción de su hábitat

Endémica

Stypodon sygnifer

Extinta

Destrucción de su hábitat

Endémica

Skiffia francesae

Extinta

Destrucción de su hábitat

Endémica

Salmón del río Colorado

(Ptychocheilus lucius)

Extirpada

Destrucción de su hábitat

Río Colorado

 

Xyrauchen texanus

Extirpada

Destrucción de su hábitat

Río Bravo

Guayacón ojiazul

(Priapella bonita)

Virtualmente

extinta

Destrucción de su hábitat e introducción de especies exóticas

Endémica

Characodon de Parras

(Characodon garmani)

Extinta

Desecación de su hábitat

Endémica, en manantiales cercanos a Parras, Coahuila

Perrito de Parras

(Cyprinodon latifasciatus)

Extinta

Desecación de su hábitat

Endémica, en manantiales cercanos a Parras, Coahuila

Pez cachorro

(Cyprinodon sp.)

Extinta

Desconocida

Endémica

 

Estás especies han desaparecido por causas anormales como contaminación en los ríos, la caza, la venta de peces exóticos, y la venta de sus aceites como digestivos.

 

Mamíferos

Estatus

Causa

Distribución en México

Bisonte americano

(Bison bison)

Extirpada

Cacería

Pastizales de Coahuila, norte de Sonora y Chihuahua

Ciervo americano o wapity (Cervus elaphus)

Extirpada

Cacería

Norte de Sonora y Chihuahua

Nutria marina

(Enhydra lutris)

Extirpada

Cacería

Islas y costa del Pacífico frente a Baja California

Nutria de río del norte

(Lontra canadensis)

Extirpada

Cacería

Río Colorado (Sonora y Baja California)

Foca monje

(Monachus tropicalis)

Extinta

Cacería y destrucción de su hábitat

Islas y costas de la península de Yucatán

Rata de campo de la isla Coronados

(Neotoma bunkeri)

Extinta

Introducción de especies exóticas (gatos)

Isla Coronados, frente a las costas de Baja California en el mar de Cortés (endémica)

Rata arrocera de Nelson

(Oryzomys nelsoni)

Extinta

Introducción de especies exóticas (ratas y gatos)

Islas Marías, Nayarit (endémica)

Ratón de la isla San Pedro Nolasco

(Peromiscus pembertoni)

Extinta

desconocidas

Isla San Pedro Nolasco, frente a las costas de Sonora (endémica)

Conejo de Omiltemi

(Sylvilagus insonus)

Virtualmente extinta

Destrucción de hábitat, ¿cacería?

Montañas de Guerrero (endémica)

Oso grizzly, gris o plateado

(Ursus arctos)

Extirpada

Campañas de control de depredadores, cacería y destrucción de hábitat

Montañas de Baja California y montañas de Sonora y Chihuahua

 

Causas de su extinción la caza, la destrucción de su habitad, la venta de sus pieles e importación al mercado negro.

 

Anfibios

Estatus

Causa

Distribución en México

Rana de la Sierra Tarahumara

(Rana tarahumara)

Extinta

Destrucción de su hábitat

Sierra Tara humara, Chihuahua

(Endémica)

Reptiles

 

 

 

Tortuga de concha blanda de Cuatro Ciénegas

(Apalone ater)

Extinta

Introducción de especie exótica (otra tortuga con la cual se hibridizó)

Manantiales de Cuatro Ciénegas, Coahuila (Endémica)

 

Especies de la Flora en Peligro de Extinción

De las 78 especies protegidas por la ley Federal de Especies en Peligro de Extinción en México, 49 son plantas. Estas especies están en vías de desaparacer y protegerlas es la responsabilidad de todos.

 

 


*    Palo de Ramón

*    Capa rosa

*    Palma de manaca

*    Palo de nigua

*    Higüero de sierra

*    Matabuey

*    Nogal

*    Palo de rosa

*    Chupacallos

*    Erubia

*    Cóbana negra

*    Palo de jazmín

*    Palo coloroado

*    Bariaco

*    St. Thomas prickly ash

*    Helecho arboreo de bosque enano

*    Higo chumbo

*    Pelos del diablo


 

PRINCIPALES ESPECIES EN PELIGRO DE EXTINCION

 

Ante la diversidad de especies también contemplamos tres de las especies en peligro de extinción que tienen su habitad en las costas del océano pacifico y atlántico, que no están contempladas en esta tabla tales como:

La Vaquita

En la década de los 80's y principios de los 90s se realizaron las primeras estimaciones de su población. En ese entonces se estimó que la población estaba dentro de un rango de 200-500 individuos. Los resultados de la estimación más reciente realizada en 1997 arrojaron una población de únicamente ¡ 567 animales !

 

El tener una población menor a los 600 individuos ha llevado a los científicos a considerar a la especie como en Crítico Peligro de Extinción. Además, en 1990 se estimó que la vaquita sufre una mortalidad de 25 individuos por año. Con una población tan pequeña podría desaparecer en 25 años o antes en caso de presentarse algún factor extraordinario como una enfermedad viral, marea roja o contaminación que ya han causado mortandades masivas de mamíferos marinos en el Golfo de California. (1995 mueren 367 delfines y 8 ballenas por intoxicación con cianuro; 1997 mueren 167 delfines y 4 ballenas por marea roja; 1999 mueren 225 lobos marinos por enfermedad viral)

 

La vaquita tiene la distribución más reducida de todos los cetáceos marinos. Se le encuentra únicamente en la parte más norteña del Golfo de California. Es una especie endémica de México y particularmente del Golfo de California.

 

De las 39 especies de cetáceos que habitan en México, la vaquita es la más pequeña. De hecho, la vaquita es la más pequeña de las marsopas y de todos los cetáceos ¡del mundo! Las hembras miden solamente metro y medio de largo y los machos son aún más pequeños. Llegan a pesar hasta 55 kilogramos.

 

La principal amenaza que enfrenta la vaquita son las redes agalleras. Históricamente las redes agalleras para la pesca de la totoaba (especie en peligro de extinción) fueron la causa de la disminución de la vaquita ya que se daba una gran captura incidental de esta pequeña marsopa en esta pesquería. Sin embargo, en 1975 se prohibió la pesca de la totoaba con lo que la mortalidad incidental quedó reducida únicamente a las actividades de pesca ilegal de totoaba. Ahora, la captura incidental ocurre en las redes agalleras de la pesquería de tiburón, manta, chano, sierra, curvina y otras especies.

La vaquita también es víctima de las redes de arrastre de barcos camaroneros. Esta pesquería amenaza la existencia de la población de la vaquita, especialmente por atrapar a las crías, que son las más lentas.

Otra amenaza que enfrenta la vaquita es la depredación natural por parte de distintas especies de tiburones como: tiburón blanco, mako, perro, amarillo, volador, chango, entre otros.

La Ballena Franca

México cuenta con 9 de las 11 grandes ballenas del mundo. Algunas de ellas como la ballena franca están en grave peligro de extinción ya que quedan menos de 500 individuos en el mundo. Otras como la ballena gris se encuentra recuperada después de estar en dos ocasiones en peligro de extinción.

 

 

El Manatí

El manatí es un mamífero marino de cuerpo grande y de forma alargada; de color gris parduzco, prácticamente no tiene pelo excepto por unas cuantas cerdas que le cubren el hocico y por finos pelos dispersos en el dorso.

Su clasificación es la siguiente:

 

Orden: Sirenia
Familia: Trichechidae
Género: Trichechus
Especie: Trichechus manatus
subespecie: Trichechus manatus manatus

Los manatíes tienen pocos depredadores naturales, quizá el tiburón y los cocodrilos. Son escasos los competidores por alimento. La merma en las poblaciones de manatíes en México, en opinión de los estudiosos de esta especie, se debió fundamentalmente a la cacería de que fueron objeto.

Los manatíes se ven continuamente amenazados por el hombre, ya sea por la caza clandestina o por la pérdida de hábitat. Las condiciones de pobreza y falta de recursos de los habitantes de los ejidos y comunidades cercanas a los hábitats de esta especie, se reflejan en la caza clandestina. Son utilizados como alimento en algunas ceremonias religiosas.

El manatí es una especie protegida por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies de Flora y Fauna Silvestre (CITES). La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) la enlista como vulnerable. La NOM-059-ECOL-1994 prevé protección adicional para la especie en México.

 

La Tortuga Marina

México es un país afortunado pues posee  7 de las 8 especies de tortugas marinas en el mundo, a pesar de esto, las tortugas marinas son especies que se encuentran en peligro de extinción debido a la desmedida e ilegal captura de adultos así como al saqueo de huevos en las playas de anidación. El tráfico de conchas de carey, pieles para manufactura de botas y billeteras, y carne para sopa de tortuga está acabando con decenas de miles de estos animales anualmente. Además, otras decenas de miles de tortugas caen presas en las redes de diferentes pesquerías como las de arrastre de camarón, las agalleras de tiburón y las palangreras de picudos y atún. Por si fuera poco, sus playas de anidación se están perdiendo por el avance de la industria turística y el incremento de las zonas urbanas. Otros factores que han incrementado la mortandad de tortugas marinas son la contaminación de los mares y los efectos de fenómenos naturales como las mareas rojas. La presencia de enfermedades como el fibropapiloma, que afecta gravemente a las tortugas, va en aumento. Todas estas amenazas han conducido al desplome de diversas poblaciones de tortugas marinas, sobre todo de las siete especies que anidan en México y que se encuentran clasificadas como en peligro de extinción.

El Oso Panda

A esté animal, le interesa más comer y dormir que hacer el amor. Sólo así se explica la escasa población de 1.000 osos panda que existe en el mundo entero. En China, su país de origen, les dan Viagra para aumentar su potencia sexual. Tal vez el último recurso para evitar su extinción.

Es una mala noticia para todos los científicos que trabajan para salvarlo de la extinción en las 32 reservas naturales que existen en China, su país de origen. Son hombres y mujeres preocupados porque ahora sólo quedan 1.000 ejemplares en todo el mundo. Hombre y mujeres que ya no saben qué hacer para que el Panda reaccione y se entregue a la noble tarea de agrandar su familia.
¿El nuevo recurso? Ahora les administran Viagra y hasta les muestran videos de pandas copulando para ver si logran sacarlos de su apatía sexual. Cabe destacar que es una especie en peligro de extinción pero de que tipo ¿ Natural ?.

CONCLUSIONES

 

Muchas de las amenazas a la que se enfrenta la biodiversidad de la Tierra, son planetarias y sólo pueden encararse a escala mundial. Tal es el caso del cambio climático o de los tóxicos que producidos en un punto determinado terminan por afectar a las plantas y animales de todo el mundo y, por supuesto, a la propia humanidad.
La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) considera que el trasiego de especies por las fronteras biogeográficas es el culpable fundamental en la degradación de la biodiversidad en el último siglo. Otras causas más recientes de este problema son la caza excesiva y la degradación de los ecosistemas, esta última en alarmante ascenso.

Legalmente en México tenemos instituciones que se dedican a la protección y tenemos un ordenamiento ecológico avanzado pero poco eficiente pues debería de crearse una ley especifica que detallara todas las especies protegidas y establecer penas mas severas si incurriera el ser humano en el supuesto de la BIOPIRATERIA.

Una reducción acelerada de la diversidad representa una importante amenaza para la existencia de millones de seres humanos, porque implica una menor capacidad de los ecosistemas para proporcionar productos y servicios de primera necesidad, como alimentos, agua y materias primas para la elaboración de medicamentos.

En resumen, por un desarrollo salvaje e insostenible; por una lógica que prima el ocio y el beneficio por encima de la conservación de la naturaleza. A causa del efecto invernadero, en pocos años, el aumento de la temperatura media del planeta hará imposible la vida de miles de especies en su hábitat natural. Más 50 especies de plantas se extinguen cada día. Las islas pequeñas de los océanos Pacífico, Atlántico e Índico albergan el mayor número de plantas poco comunes y amenazadas. Las reservas de coral desaparecen. Las grandes reservas de agua dulce disminuyen su cauda

 Dos terceras partes de las especies del mundo están en peligro y seis de cada diez está al borde de la extinción. Destruir la naturaleza es acabar con más de 4.000 millones de años de evolución.

BIBLIOGRAFIA

 

*    Guía México Desconocido sobre animales en peligro de extinción, edición especial, núm. 13. México, 1994.

*    Flores Villela, O. y M. Benabib Reptiles. En Ceballos G. y D. Navarro (editores). Conservación de la Fauna Silvestre de México, Universidad Nacional Autónoma de México. México, (en prensa).

*    Villa, B. Especies mexicanas silvestres en peligro de extinción. En Anales del Instituto de Biología. Universidad Nacional Autónoma de México, México, 1978.

*    Ordóñez M. J. y O. Flores-Villela. Áreas naturales protegidas en México. Pronatura. México, 1995.

*    Carabias, J., V. Arriaga y V. Cervantes. Los recursos naturales en México. En Pascual Moncayo. P. y J. Woldenberg (editores). Desarrollo, desigualdad y medio ambiente. Cal y Arena. México, 1994.

*    Gómez-Pompa, A. y Dirzo, R. (coordinadores) Reservas de la biósfera y otras áreas naturales protegidas de México. ine/Conabio. México,1995.

*    inegi. Estadísticas del medio ambiente. Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática. México, 1995.

*    Semarnat. Programa de medio ambiente 1995‑2000. Secretaría de Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca. México, 1995.

*    Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

*    Internet.

 

 

 



[1] Especie endémica.- son aquellas que se encuentran en determinada región y están demasiado limitadas.